Activity: Realiza una infografía con los elementos esenciales del Islam.

Objetivos:

Iniciar un nuevo tema sobre Al-Andalus y Reconquista.

Aprender a seleccionar información.

Entender los elementos básicos del Islam.

Trabajar colaborativamente.

Usar aplicaciones digitales para presentar los temas.

Cómo lo haremos:

1.- Reflexión sobre lo que se nos pide.

2.- Búsqueda de información.

Dirigir la búsqueda a través de fuentes fiables.

Empezad la búsqueda desde contenidos más escuetos y continuad con otros más extensos para enriquecer el resultado.

Es muy importante que tratéis de distinguir cuáles son los elementos básicos antes de profundizar.

3.- Selección de la información:

Valorar la información obtenida para que pueda reflejarse en toda la infografía.

Tener en cuenta el tipo de recursos que os hacen falta; imágenes, textos, etc.

Seleccionadla y recogedla en un documento word.

4.- Abrid la aplicación y comenzad a elaborarla.

App:

Canva

Piktochart

5.-Autoevaluación: Rúbrica

Comprobad que vuestro trabajo cumple con los requisitos establecidos en la rúbrica.

Detectad mediante la evaluación errores cometidos e identificad cómo  corregirlos. Uso de la rúbrica.

Identificad qué  os resultaba más difícil y más fácil.

what aspect did  the activity make memorable?

Recoged aspectos esenciales que se han aprendido y reconoced dónde, cuándo, cómo y por qué puedo volver a usarlos o aplicarlos.

Evaluación:

Analizar el proceso teniendo en cuenta los objetivos.

Valorar  lo prendido en cuanto a contenido y procedimiento ( habilidades, estrategias, etc).

Valorar el producto final.

Fijación y planificación:

Recogida de aspectos esenciales que se han aprendido y reconocer dónde, cuándo, cómo y por qué puedo volver a usarlos o aplicarlos.

Anuncios

Oficios artesanos en la Edad Media

Fueron importantes los gremios de alfareros, caldereros, toneleros, curtidores, herreros y los comprendidos en los llamados Cinco Gremios Mayores (Joyeros, Merceros, Sederos, Pañeros y Drogueros).Otros oficios:escardador , hilandera, cantero, herrero o forjador, hojalatero, encuadernador, alfarero, cestero, espartero, bolillera, soplador de vidrio, ebanista, platero, cerero, orfebre,odrero, alpargatero, iluminador, miniaturista vidriero, platero, picapedrero, titiritero, malabarista, juglar, molinero, pastor, pintor, quesero, panadero, destilero, mago, saltimbanqui, mercader, cuchillero, trovador…
Estaban regidos por un estatuto especial.
Controlaban toda la actividad artesanal y evitaban la competencia, facilitando las materias primas a todos componentes de los gremios a los mismos precios y fijando el tipo y cantidad de productos.
Formaban parte de cofradías.
El horario de trabajo no era el mismo en todas las estaciones. Trabajaban más en verano y tenían más días festivos que en la actualidad. Las vísperas de festivos trabajaban menos horas.
q3_contenidos_2b_1

Agrupados en una misma calle que tiene su nombre:

Logroño: Boterias, Caballerías, Carnicerías, Herrerías, Horno, Mercaderes, Ollerías, Trujal y Yerros. Algunas ya desaparecidas: zapaterías, calceterías, zurrerias,etc.

Madrid: En el centro de la ciudad esta la Plaza Mayor, una gran plaza en la que todas las calles que la rodean tienen los nombres de los oficios que allí se establecieron.

Por ejemplo, la calle Cuchilleros, porque allí se reunía el gremio de cuchilleros que servían a los carniceros que estaban en la Plaza Mayor. La calle Botoneras recibió su actual nombre al estar establecidas en ella las quincalleras, comercios en los que se vendía todo tipo de productos de bisutería. En sus tiendas se vendía de todo, y una de las mercancías más habituales eran los botones.
Otra es la calle de Bordadores, pues allí tenían sus talleres y tiendas los bordadores de sedas, también podemos encontrar otras calles como la Ribera de Curtidores, la calle Yeseros, de Libreros, de las Hilanderas, de los Tintoreros…

Gremios de artesanos

La ciudad medieval se convirtió en un centro de producción de objetos manufacturados. Los artesanos de un mismo oficio se agrupaban en calles que recibían el nombre de su actividad.

El trabajo artesanal se realizaba en pequeños talleres cuyo propietario era el maestro artesano. El artesano habitaba una casa que era al mismo tiempo taller y vivienda, y que se abría al exterior para exponer y vender sus productos.
casa taller artesano
Los artesanos de cada ciudad se organizaban en gremios por oficios para protegerse de la competencia de los artesanos de otros lugares y para supervisar la producción. Entre sus objetivos estaban conseguir un equilibrio entre la demanda de obras y el número de talleres activos, garantizar el trabajo a sus asociados, mejorar su bienestar económico y los sistemas y técnicas de aprendizaje del oficio. En cierto modo, los gremios fueron un precedente de los colegios profesionales y de los sindicatos modernos que agrupan a individuos de la misma profesión.

Dentro del gremio existía una organización jerárquica:
1-Maestro
2-Oficial
3-Aprendiz

El gremio se ocupaba de mantener el cumplimiento de una serie de normas: nadie podía realizar su oficio en una ciudad sin su permiso y todos los artesanos debían trabajar las mismas horas y utilizar el mismo tipo de herramientas. Además controlaba la calidad y la cantidad de los artículos que se producían y fijaban su precio final.

El gremio se ocupaba de:

Suministro de materiales.
Supervisión de la producción.
Control de los contratos.
Control del número de talleres.

Los aprendices eran la parte inferior del escalafón y puerta de ingreso al gremio.

La formación se verificaba a través de la firma de un “contrato de aprendizaje”, documento de naturaleza jurídica donde intervenían un maestro que se comprometía a enseñar y un joven que quería aprender. Los contratos tenían las siguientes cláusulas:
Duración: de 4 a 6 años.
Edad del aprendiz: 12-14 años.
Compromisos del aprendiz:
Obedecer al maestro.
Acudir al obrador todos los días.
No ausentarse
Guardar fidelidad al maestro.
Compromiso del maestro:
Manutención del discípulo.
Adiestrarlo y enseñarle el oficio.
Darle cierta compensación económica.
Compromiso del padre o tutor: responder jurídicamente de los actos del aprendiz.
Finalización del contrato:
Al terminar el plazo establecido.
Por muerte o enfermedad de una de las partes.
De mutuo acuerdo.

Los oficiales constituían el peldaño intermedio del escalafón. Se trataba de una categoría no muy bien definida en la que se maduraba y adquiría perfección en el oficio. No tenía tiempo fijo de duración, generalmente la mitad del período de aprendizaje, pero era mejor su posición jurídica, con todos los derechos y deberes.

Los maestros eran la categoría superior de la estructura gremial a la que se accedía tras la superación de examen, una prueba práctica, lo que daba la posibilidad de abrir taller propio, contratar obras o de establecer formas de comercialización.

Artesanos medievales

En la Edad Media, las actividades artesanales estuvieron limitadas a las necesidades del feudo. Por lo general, un artesano se establecía en una propiedad donde ofrece sus servicios a cambio de protección y los recursos disponibles en el patrimonio feudal. A menudo, el artesano no dedicaba todo su tiempo a las actividades artesanales estando también involucrado en el trabajo con la tierra. De hecho, los artesanos poseían un rango limitado de acción.

Entre los siglos XI y XII, esta escena cambió cuando las ciudades y poblaciones notaron un incremento considerable en el marco europeo. Pudiendo recibir a una gran variedad de consumidores, estos artesanos tuvieron que moverse en el ambiente urbano donde desarrollaron mayor autonomía para organizar sus actividades. Progresivamente, la artesanía tuvo la incorporación de un número importante de personas organizadas y complejas. Fue en este contexto, cuando surgieron los talleres. Aquí observamos varios artesanos que realizaban funciones de su actividad y la presencia de relaciones de trabajo diferentes a las experimentadas con anterioridad. Desde la perspectiva de una economía monetaria, los empleados de un taller percibían un salario a cambio de un día de trabajo. Por otra parte, vemos que el taller reunió a la materia prima y las herramientas necesarias para la producción. El propietario de una tienda era conocido como el maestro artesano. Tenía contactos de negocios necesario para vender la producción, era dueño de las herramientas y obtenía las materias primas a precios más bajos. Como propietario del local, el maestro gozaba de mucho de los beneficios de la venta de sus productos terminados. A pesar de ser propietario, muchos profesores también ocuparon su tiempo participando en el proceso de fabricación. Justo por debajo de los oficiales de maestro artesano se encontraban los artesanos contratados, también conocidos como compañeros. Como artesanos realizaron la mayoría de las tareas relacionadas con el proceso de producción. A cambio de su servicio devengaba un salario establecido por el maestro y que varía mucho en función del rendimiento del negocio presentado por el taller. En la última etapa de la jerarquía de un taller se encontraban los aprendices. En general, el aprendiz era un joven que ofrecía su ayuda a los artesanos, con conocimientos más reducidos en las técnicas de producción. A cambio de sus servicios, el aprendiz recibía alojamiento, alimento y ropa. Para él, esta condición podría ser ventajosa, ya que, con el tiempo, podría subir en la escala social, convirtiéndose en un artesano o incluso maestro

Fuente original: Escuelapedia.com