Fernando IV de León y Castilla, el Emplazado.

Cuando Fernando IV se dirigía con su ejército camino de Algeciras para tomar esta plaza, se topó con un pequeño inconveniente con el que no contaba y que le ocuparía un tiempo que no tenía. Así, en la provincia de Jaén concretamente en Martos, le presentaron al monarca a los Hermanos Carvajales, Juan y Pedro Alfonso. Estos personajes estaban acusados de varios delitos y no contaban con la simpatía del Rey, que además, como andaba un poco apurado por el tiempo, decidió finiquitar el tema de los Carvajales por la vía rápida, el ajusticiamiento rápido y sin complicaciones.
El Rey ordenó que les encerraran en una jaula y los arrojaran por un precipicio. Como es lógico, los hermanos Carvajal no estaban conformes con la orden del Rey y se declaraban inocentes. Así, en el momento de la ejecución, “emplazaron” al Rey a verse en el más allá, es decir, a morir, antes de que pasara un mes, si Dios así lo quería, probando por lo tanto su inocencia. El Rey Fernando IV murió justo al mes de la ejecución de los Carvajales. Y de esta historia o leyenda es de donde le viene al Rey el apodo o sobrenombre de “el Emplazado”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: